La okupación es una práctica que consiste en ocupar de manera ilegal un edificio o propiedad que no pertenece a la persona que la está utilizando. Aunque puede parecer un problema menor, en realidad es un fenómeno que tiene graves consecuencias tanto para los propietarios de las propiedades okupadas como para las personas que las ocupan.

Los okupas son personas que ocupan un edificio o una propiedad sin tener un contrato de alquiler o un permiso del propietario. Esta práctica es ilegal en la mayoría de países y puede generar diversos problemas, tanto para los propietarios de los edificios como para los okupas mismos y para la sociedad en general.

Uno de los principales problemas que generan los okupas es el incumplimiento de las leyes.
Al ocupar un edificio sin tener un contrato de alquiler o un permiso del propietario, los okupas están violando la ley y pueden ser arrestados o enfrentarse a multas o a otras consecuencias legales. Esto puede generar un clima de inseguridad legal en la comunidad y puede desincentivar la inversión en propiedades.

Otro problema grave que generan los okupas es el daño a la propiedad. Al ocupar un edificio sin el permiso del propietario, los okupas pueden dañar la propiedad de diversas maneras. Pueden romper ventanas, dañar la puerta de entrada, o incluso causar daños estructurales al edificio. Esto puede generar un costo significativo para el propietario, que deberá reparar los daños causados por los okupas.

Además los okupas pueden causar problemas de seguridad en la comunidad. Al ocupar un redificio sin el permiso del propietario, los okupas pueden ser personas desconocidas para la comunidad, lo que puede generar preocupación y miedo entre los vecinos. Habitualmente, los okupas pueden traer consigo drogas, armas. o incluso animales peligrosos, lo que puede aumentar el riesgo de violencia o de accidentes en la comunidad.

Por último, los okupas pueden generar problemas de salubridad en la comunidad. Al ocupar un edificio sin el permiso del propietario, las okupas pueden no cumplir con los estándares de higiene y seguridad necesarios, lo que puede derivar en la aparición de plagas y roedores a raíz de la falta de limpieza y desinfección de las zonas privadas y comunes.

¿Han ocupado mi piso, qué puedo hacer? 

Si alguien ha ocupado ilegalmente tu piso, lo primero que debes hacer es llamar a la policía para que intervengan y resuelvan la situación. Mientras esperas a que lleguen, es importante que no intentes desalojar a las personas por tu cuenta, ya que podría poner en peligro tu seguridad y la de ellas. Además, es posible que necesites presentar una denuncia ante las autoridades para iniciar un proceso judicial en contra de las personas que han ocupado tu piso. Si necesitas ayuda, puedes contactar con nosotros, estaremos encantados de asesorarte y ayudarte con este problema que por desgracia cada vez es más frecuente.